En el hospital de campaña abierto en Ifema para atender a los pacientes con COVID-19, ante el colapso de los hospitales de Madrid, ya ha habido 1.7000 ingresos.

El jefe de este hospital temporal, Antonio Zapatero, sin dejar de destacar lo extraoridanria de la situación al recalcar que no ha "visto nada igual en su vida", ha señalado que "la noticia buena es que se han dado 685 altas en estos diez días" en los que el centro ha conseguido estar casi a pleno rendimiento. Próximamente se abrirán además en las instalaciones 16 camas UCI.

Además, ante las recientes críticas del personal sanitario a la organización del hospital, Zapatero ha defendido que se ha trabajado a contrarreloj para crear un hospital: "Esto hace tres días era une spacio para ferias comerciales", recuerda.

Así, explica que al abrir el hospital había menos camas y los vestuarios para los sanitarios "nos parecían suficientes". Ahora, para hacer frente a esa "desorganización", han creado un vestuario con taquillas con espacio suficiente para las 600 personas que trabajan en el turno de mañana y las 600 que lo hacen en el turno de tarde.

También se han tomado medidas para facilitar la organización: "Cada médico sabe en qué control va a trabajar, en qué módulo y en que turno para facilitar la organización. Eso ha mejorado mucho el trabajo", explica Zapatero.

El jefe del hospital también ha querido destacar dos importantes buenas noticias, y es que aunque dice que todavía estamos en "una fase de actividad muy alta del coronavirus, los ingresos en urgencias de Madrid se han reducido mucho y también, ayer, se produjo la extubación de 65 pacientes".

En este sentido, reconoce que "Ifema ha aportado su granito de arena para aliviar las urgencias de Madrid".

"El confinamiento se nota"

El médico ha explicado que el confinamiento se está notando, ya que están disminuyendo el número de nuevos casos.

"Los pacientes entran e la UCI a las cuatro o cinco semanas de contagiarse y permanecen allí unas tres semanas. Ahora es cuando estamos empezando a dar altas en UCI de los infectados de finales de febrero y principios de marzo", cuenta.

Eso sí, el mejor día, dice, será cuando se cierre el hospital temporal: "El día que se cierre este hospital habremos avanzado mucho". Y augura que cuatro, seis u ocho semanas !podría ser una buena fecha".

Por último, un convencimiento claro: "Espero no ver una cosa igual en lo que me queda de carrera como médico", asegura.