El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, ha explicado en Más Vale Tarde cómo se van a gestionar los vuelos de repatriación de españoles que se encuentre ahora mismo en países del África austral, donde se ha originado la variante ómicron del coronavirus. En estos momentos hay unos 200 compatriotas aislados sin posibilidad de salir del país porque sus vuelos se han visto afectados.

Como ha explicado Albares, se trata mayoritariamente de españoles que normalmente no están registrados en los consulados porque acuden allí por ocio o trabajo, a pasar unos días, por lo que se está haciendo un "mapeo" para saber dónde se encuentran.

Así en los países en los que haya compañías europeas que todavía sigan operando y aceptando pasajeros para volver a Europa se les tratará de conseguir un asiento, ayudando a transferirles a esos vuelos. En el caso de que alguno cuente ya con un billete, se va a intentar "avanzar su vuelta al máximo".

Por otro lado, en aquellos países en los que sea imposible viajar en vuelos comerciales, como Mozambique, España fletará un avión para conseguir que los ciudadanos regresen a nuestro país. "Ningún español se va aquedar varado en ningún país del mundo que se vea afectado por la suspensión de vuelos por el COVID-19", ha declarado.