¿Afecta el reparto de las tareas del hogar a nuestro deseo sexual? Es lo que aborda una investigación publicada en 'Journal of Sex Research', que demuestra que en nuestra vida sexual influyen factores que van más allá de la cama. Realizado en Australia con 299 mujeres de entre 18 y 39 años, el estudio en cuestión midió factores de relación y el grado de deseo sexual.

La conclusión fue que en aquellas parejas con una distribución más o menos igualitaria de las tareas del hogar las mujeres mostraban mayor apetito sexual. Por su parte, las mujeres que concentraban la mayoría de las tareas domésticas mostraban una reducción de la libido. Sin embargo, el porcentaje de parejas en las que los hombres realizaban más tareas domésticas fue tan insignificante que no pudo demostrarse el grado de influencia que suponía en la vida sexual de ellos.

A juzgar por este estudio, pues, el reparto de las tareas del hogar sí influye en la libido de las mujeres. Una cuestión en la que también influiría la carga mental, es decir, aquellas actividades que, más allá de las tareas domésticas tradicionales, tienen que ver con la gestión, organización o previsión de cuestiones relativas a una casa (como preparar un cumpleaños o una visita o elaborar la lista de la compra), y que habitualmente recaen sobre las mujeres.

Lo cierto es que también las mujeres siguen asumiendo la mayor parte de las tareas domésticas: según el INE, aún hoy las mujeres dedican unas 20 horas semanales a las tareas del hogar, frente a 11 horas en el caso de los hombres. En el vídeo que ilustra estas líneas, puedes ver lo que opinan al respecto hombres y mujeres, preguntados por Más Vale Tarde.