La corporación municipal de Pamplona ha sufrido una violenta agresión durante la procesión de San Fermín, frente a la calle Curia. La mayoría de los gritos y abucheos iban dirigidos al alcalde, Enrique Maya, y los concejales de UPN.

Todos ellos han tenido que ser escoltados por un fuerte cordón policial y uno de los agentes ha resultado herido, con la nariz rota como resultado del lanzamiento de un objeto. En Más Vale Tarde, el presentador, Iñaki López, no ha querido dejar pasar la oportunidad de condenar públicamente lo ocurrido: "Todas las protestas son válidas si se llevan a cabo de una forma pacífica y respetuosa. Esto es absolutamente lamentable en unos días en los que la ciudad debería estar en fiestas".

Tras esto, ha deseado que este incidente sea "un hecho aislado que no empañe la fiesta". También se ha pronunciado sorbe ello la abogada y criminóloga Beatriz de Vicente, quien ha considerado que "es extremadamente desagradable el linchamiento público porque la agresión de muchos hacia uno es algo absolutamente injusto que desbarata cualquier legitimidad de una queja".