Más Vale Tarde ha tenido acceso exclusivo al informe de la Guardia Civil sobre el caso de Esther López que, por un lado, apunta a que no fue atropellada en el lugar donde fue hallada la joven de Traspinedo (Valladolid) y, por otro, estrecha el cerco sobre su amigo Óscar, principal sospechoso.

Según el citado informe, de 89 páginas, la posición no obedece a la posición que adoptaría un cuerpo tras ser atropellado. Tiene una posición muy medida y estudiada, por lo que el suceso no se produjo en el sitio donde fue hallado el cadáver.

Además, como se ve en el vídeo, en el cuerpo de la joven vallisoletana se encontraron restos de tierra y piedrecitas que no corresponden con el lugar donde fue encontrada. También en su ropa se encuentran rasguños, pruebas de que fue arrastrada tras morir.

El informe apunta al coche de Óscar

El minucioso informe de la Benemérita apunta que las lesiones de Esther López se produjeron a una altura de 77 cm en su pierna. Las abolladuras del coche de Óscar, principal sospechoso, están a 80 cm: exactamente la altura de las heridas de la joven más los tres cm de tacón.