Patrycia Centeno, experta en comunicación política, interviene en Más Vale Tarde para realizar un análisis de lo que dice la comunicación no verbal de Zelenski y Putin.

En el caso del presidente ruso, se muestra que su "carácter es hermético", fruto posiblemente de su "formación como espía del KGB", en la que "no podía transmitir emociones ni sentimientos". En cada intervención "quiere transmitir que llevarle la contraria puede acarrear una serie de problemas". De hecho, en un vídeo se muestra a su ministro de Defensa asintiendo a sus declaraciones con la mirada baja.

Putin siempre se sitúa detrás de un escritorio y antes de intervenir hace un amago de levantarse, lo que muestra un "carácter territorial", con deseos de "conquistar espacio".

Centeno nos ha explicado, además, que la Casa Blanca lleva años estudiando la comunicación no verbal del líder ruso y le "ha sido complicado". "Por ejemplo, Barack Obama era muy sereno pero en sus encuentros con Putin se ponía nervioso", mostrándose "casi agresivo".

Volodimir Zelenski muestra totalmente lo contrario. "Da sensación de cercanía, de que es un ciudadano más que está luchando en su país" por la invasión rusa. Además, muestra mucha "complicidad con sus interlocutores, con la ciudadanía, con los líderes europeos".

El presidente ucraniano "baja la cabeza cada vez que saluda" porque "se siente un presidente que sirve a los demás". Su actitud también trasmite mucha amabilidad, "siempre sonriendo", lo que hace que hace que "la moral de la tropa se mantenga".