Ignacio Cembrero fue espiado con Pegasus el año pasado. Tras conocerse que también Pedro Sánchez y Margarita Robles habrían sido víctimas de este software, el periodista relata en Más Vale Tarde cómo descubrió que había sufrido este ciberespionaje, a raíz de una investigación de 'Forbidden Stories'.

Según explica, desde la organización le llamaron antes de publicarla para comunicarle que "en un listado mucho más amplio" iba a figurar su nombre "como el único espiado español". En su caso, el espionaje se atribuía a los servicios secretos marroquíes.

Una noticia que suscitó una reflexión por parte del informador, especializado en El Magreb: a su juicio, "no es razonable que solo aparezca un español" en una lista de 50.000 teléfonos, entre los que figuraba como afectado incluso el presidente francés, Emmanuel Macron. "Evidentemente tenía que haber más", asevera, tal y como denunció hace ya un año, en julio de 2021.

No obstante, Cembrero explica que, un mes antes "un medio de comunicación muy afín a las autoridades de Marruecos" publicó un artículo crítico con él en el que el director "reproducía los comentarios que había podido hacer a dos altos cargos de este Gobierno de forma privada por WhatsApp". "Esa fue mi primera sospecha", apunta.

Un hackeo silencioso

Cembrero asimismo detalla que el "teléfono no da absolutamente" ninguna muestra de haber sido hackeado y que "hay muchas maneras de que se introduzca hoy en día Pegasus", puesto que "no requiere descargarse ningún archivo" ni "pinchar ningún enlace".

"Basta o bien con una llamada de WhatsApp", detalla el periodista -que incide en que ni siquiera hace falta coger esa llamada ni aparece como "llamada perdida"-, o "conectarse a una red wifi pública", a través de la cual otra persona pueda introducir el software. Puedes ver su relato en el vídeo que ilustra estas líneas.