Los Mossos d'Esquadra han detenido hoy a un joven de 20 años por brutal la violación a una menor en Igualada el pasado 1 de noviembre, tras más de cinco meses de investigaciones.

Una detención que ha supuesto cierto alivio para la víctima y su familia, como así lo ha trasladado su abogado, Jorge Albertini, en una entrevista en Mas Vale Tarde. El letrado ha señalado que han manifestado "su satisfacción" porque esto "es parte de la recuperación". "La víctima puede estar aliviada al saber que esa persona está bajo custodia y que no se va a poder encontrar con ella en la calle", ha apuntado.

Respecto a las penas que puede enfrentar el detenido, el letrado ha señalado que "lo importante es determinar si es el autor de los hechos". Una vez esto se demuestre, podría enfrentarse a delitos de "agresión sexual, de lesiones" e, incluso, "valorar si podríamos estar ante un homicidio en grado de tentativa". Y es que, según ha señalado, hubo "ensañamiento, crueldad" y no solo se dieron lesiones, sino que "esa persona quiso matar a la víctima" porque tras la agresión, la dejó tirada en la calle.

Además, asegura que la víctima tendrá que soportar "secuelas" de manera "permanente" y ha sido intervenida ya cinco veces por la gravedad de las lesiones.

Antes de finalizar su intervención en Más Vale Tarde, el abogado ha hecho un llamamiento preguntándose "qué estamos haciendo mal" porque el detenido tenía antecedentes.