En el encuentro de Jordi Évole con la periodista Julia Otero, el presentador le pregunta qué le diría a una mujer que vota a Vox. Pese a que Otero defiende que cada uno es muy libre de votar a quien quiera, asegura que deberían "mirar bien el programa" y "que se planteen por qué les molesta tanto la ley contra la violencia de género".

Asimismo, incide en que en el caso de Castilla y León, "de todas las necesidades que tiene esa población, hay solamente dos cosas que piden nada más empezar: que se derogue la Ley de Violencia de Género" y "la Ley de Memoria Histórica". "Si pudieran, nos meterían en casa a las mujeres", concluye Julia Otero sobre la formación política Vox. Puedes ver el vídeo completo en el que la periodista ofrece su opinión sobre este partido político en la parte de arriba de esta noticia.

La presentación de Jordi Évole a Julia Otero

"Fue influencer cuando todavía no conocíamos esta palabra. La gente copiaba su peinado mientras ella daba lecciones de periodismo", comienza Évole su descripción. "Con apenas 30 años juntaba a 18 millones de espectadores para verla conversar con personajes destacados, desde Lina Morgan hasta Paul McCartney, pasando por Alfonso Guerra o Rosa Montero", añade el presentador.

Asimismo, recuerda que fue la presentadora que "habló de feminismo en prime time cuando nadie se atrevía", que "sufrió la censura política" y que "cancelaron su programa de radio cuando tenía más de medio millón de oyentes". "Pero ella siguió trabajando, opinando y ganando premios", relata Évole, además "ahora vuelve a ser la reina de las tardes en la radio española". El presentador termina asegurando que para él es el "referente del periodismo español": "Yo todavía la sintonizo para saber lo que pienso".

¿Cómo fue el boom de Julia Otero en televisión?

En el encuentro, ambos echan la vista atrás para recordar los mejores momentos de la trayectoria de esta referente en el mundo de la comunicación. "El contexto actual no tiene nada que ver con lo que era en el año 89, que es cuando apareció 'La Luna'. Era una televisión única, aún no habían llegado las privadas. Por tanto, la gente veía, se reunía, la familia, se sentaba en el sofá y veían todos la televisión por la noche", explica Julia Otero sobre los momentos en los que consiguió mayor repercusión.

"Les gustara o no les gustara el programa, al final lo veían. Tenía audiencias de 14, 15 y 16 millones de personas", asegura la presentadora. En el vídeo superior de la noticia puedes ver cómo consiguió presentar 'La Luna'. En el siguiente vídeo, además, habla de cómo la etapa de Pilar Miró fue la época de "mayor libertad" en televisión.

Su complicada lucha feminista

El presentador catalán confiesa que él siempre la ha considerado una presentadora "muy guapa". A lo que Julia Otero responde: "Yo siempre he sido del montón. Nunca he sido una mujer bandera, he sido una mujer apañada que ha utilizado sus recursos moderados".

En este sentido, Évole le pregunta cómo su físico ha influido en su trayectoria profesional. "Recuerdo una vez, en la contraportada de 'El País', que alguien puso 'Julia Otero, ¿puta o virgen?'", asegura la presentadora, explicando que la duda que planteaba era si tan buena chica que parecía un ser virginal que nunca había roto un plato o si detrás de esa imagen se escondía otro tipo de mujer muchísimo más fogosa.

¿Qué opina Julia Otero sobre la monarquía?

"Yo soy racionalmente republicana, pero a mí no me molesta la Corona", confiesa Julia Otero y detalla que se refiere a "una figura representativa que esté más allá de los partidos políticos, que sea el jefe del Estado, que tenga una tarea de representación". No obstante, asegura que "hay dos condiciones fundamentales" que debe cumplir: "La neutralidad, exquisita siempre. Le ha de dar igual dar la mano a un señor muy de izquierdas que a otro muy de derechas y no se le puede notar nada. Y el segundo aspecto importantísimo, la honestidad".

La histórica entrevista en 'La luna' a Mario Conde

"Me costó nueve meses convencerle", reconoce Otero sobre la entrevista a Mario Conde. "Me dijo: 'Está muy bien que vaya Anthony Quinn, que vaya Pertegaz, que vaya Lola Flores, que vaya a Santiago Dexeus, que vaya el teniente coronel Gutiérrez Mellado. Pero falta un peso pesado de la política", detalla la periodista que le requirió Mario Conde para acudir al programa. En este sentido, afirma que cumplió con su palabra, cuando cerró la entrevista con, en aquel entonces, vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, el empresario y político confirmó su asistencia.

Jordi Évole rescata uno de los momentos en los que ambos estaban teniendo un trato especialmente 'cercano'. Tras este fragmento, la presentadora asegura "estar pasando vergüenza". Además, en el siguiente vídeo Julia Otero confiesa las dos exigencias de Mario Conde y afirma que viendo ahora la entrevista se "daría de bofetadas" ante las mentiras que le contó.

¿Falta en el periodismo español un 'me too'?

El presentador conversa con Julia Otero sobre uno de los peores episodios que tuvo que vivir laboralmente hablando. Un caso de acoso sufrido en sus propias carnes, que en su persona no fue a más, pero que tuvo que este señor sí continuó acechando a otras profesionales. "Acercó así la silla, me puso la mano en la rodilla y me dijo: 'No seas tonta'". "Pegué un manotazo y le dije: 'Eres mi director. A la próxima, te prometo que te doy una hostia", relata la presentadora. Otero asegura que no revelará su nombre, pero que ya no continúa haciéndolo porque está muerto.

Por ello, Jordi Évole le pregunta si es necesario en España un movimiento 'me too' que acabe con el acoso laboral en el periodismo. La periodista no lo tiene claro, titubea y finalmente dice: "No sé, es posible".