El próximo domingo, 11 de abril, Jordi Évole entrevista a uno de los artistas más polémicos de los últimos meses, Miguel Bosé, quien no se corta ni un ápice a la hora de hablar sobre algunos de los aspectos más duros de su vida personal.

Durante la conversación, que ha sido dividida en dos capítulos —el primero, con el Bosé más íntimo—, el artista se sincera sobre sus adicciones, la relación con su padre, la presencia de Franco en su casa o cómo se ve a los 65 años de edad. Incluso llega a ir más allá con uno de sus momentos más duros: la muerte de su madre.

"Tu madre tenía coronavirus", le indica Évole a Bosé, a lo que este responde: "Mi madre no se murió de COVID. Y eso tiene que parar ya", sentencia.

El impactante cambio de estado de Bosé

Recién cumplidos los 65 años, Miguel Bosé relata en Lo de Évole el gran cambio físico por el que ha pasado en los últimos años.

En esta línea, el cantante confiesa que estos problemas le llevaron a aislarse completamente de su entorno: “¿No te veía nadie?”, pregunta el Évole al artista, que responde. “¿A quién quieres que me enseñe, en ese estado?

Bosé también explica por qué su voz se ha visto perjudicada, y relata hasta qué punto supuso un problema en su salud: “Mi voz va y viene, ahora puedo hablar, pero he llegado a no tener voz”, sentencia. Estas confesiones y más, a las 21:30 del domingo.