Miguel Bosé recuerda con Jordi Évole cómo era la relación con su padre, Luis Miguel Dominguín, al que le ha llegado a componer varias canciones. El cantante afirma que le echa de menos y recuerda cómom su padre quería que su primogénito cazara. "La clase dirigente de aquella época, el franquismo, como hacía Franco también, cazaban", explica Bosé, que recuerda la relación que tenía su padre con el dictador: "Cazaba con Franco y Franco venía a cazar a la finca. A Franco se le caía la baba con mi padre, pero se le caía la baba".

"Hay fotografías en la cual tú ves a Franco mirando a mi padre y era una cara de admiración, le llamaba 'mi niño', recuerda Bosé, que destaca cómo "en aquella España la clase muy pudiente tenía a sus mascotas, a sus estrellas, que eran actores de cine, que eran bailaores, cantantes de flamenco, toreros y algún que otro deportista".

Eso sí, el cantante afirma que su padre "pasaba por encima de esas calificaciones": "Mi padre de alguna manera consiguió poner a España en el mapa porque fue un hombre internacional, un torero que cuando acababa las temporadas, se iba a Hollywood, se ligaba al Lauren Bacall, a Liz Taylor, a quien cayese. Y muchas vivían en España muertas de amor exigiéndole". Puedes ver su reflexión completa sobre la relación de su familia con Franco y la fama internacional de su padre en el vídeo principal de esta noticia.

La emoción de Bosé al desvelar el mayor choque con su padre

Miguel Bosé recuerda cómo se llevaba con su padre, el torero Luis Miguel Dominguín. Una relación que califica de "encuentros y desencuentros" y que tuvo su peor momento cuando le obligó a matar a un animal.