Después del fallecimiento de su amigo Pau Donés a causa del cáncer, Jordi Évole escribió un mensaje en su cuenta de Twitter en el que se despedía del cantante de Jarabe de Palo. En él, el periodista le daba las gracias por su amistad: "Pau. Gràcies per tant. Per la teva amistat. Pel teu exemple".

Dos días después, al presentador le toca despedirse de otra amiga por culpa del cáncer: Rosa María Sardà. Con quien Évole habló en uno de sus especiales en Lo de Évole sobre el coronavirus. "Adéu Rosa. No t’oblidaré mai", escribe el periodista, en un mensaje en el que también confiesa que "ojalá esta semana no hubiera existido jamás" tras haber perdido a dos amigos.

 

Además, desde la cuenta del programa, también se han despedido de la actriz a través de un vídeo inédito de su charla con Évole junto a un duro texto: "Tenías razón, Rosa María. No estábamos preparados para que te fueras". En él, la actriz reflexionaba sobre la muerte: "No nos preparan para morir, pero morirse es una consecuencia de estar vivo".