Jordi Évole pregunta a un neonazi arrepentido sobre la relación con sus padres. ¿Intentaron convencerle sus padres de que no fuera nazi? "El único intento fue el de sentarme delante de la tele a ver 'La lista de Schindler'", explica el joven, que afirma que, incluso, se llegaba a reir con cada escena grotesca: "De hecho, de cualquier escena que haría palidecer a cualquier persona normal, a mí me provocaba carcajadas".

Eso sú, el exnazi explica que no se reía en un sentido de que "disfrutase de alguna manera con esas muestras de sufrimiento o torturas que hacían a los judíos, sino porque estaba total, completa y absolutamente convencido de que aquello era mentira". Todo eso dejó muy preocupados a sus padres: "Yo, riéndome

y mi padre mirándome con cara de: 'Pero ¿qué coño he criado aquí?'". Pero, ¿y cómo se reflejaba eso en su relación con ellos? En el vídeo principal de esta noticia cuenta cómo se deterioró la relación e, incluso, cómo encontró a su madre desmayada tras descubrir que era neonazi.

"Metí mi arma en la boca y solo pensaba en Hitler"

Un neonazi arrepentido recuerda con Jordi Évole cómo fue ese día que llegó a tocar fondo y estuvo a punto de quitarse la vida tras salir de la burbuja nazi: "Me he arrepentido muchas veces de no apretar el gatillo".