La Comunidad Valenciana avanza hacia la fase 2 el próximo lunes 1 de junio. El presidente regional, Ximo Puig, ha querido destacar que la sociedad tiene un comportamiento ejemplar, "el 92% de los ciudadanos de la comunidad han cumplido estrictamente el confinamiento".

Por ello cree que, a pesar de las dificultades que plantea el desconfinamiento, "los valencianos van a tener responsabilidad" en esta nueva fase.

"Estamos en mejor situación para abordar el combate", asegura, destacando que la comunidad ha pasado de un cierto repunte a una tasa del 0,82.

Acuerdo de reconstrucción

Al igual que Puig ha puesto en valor la responsabilidad ciudadana, el presidente regional ha querido señalar que durante la crisis sanitaria "ha habido una responsabilidad muy grande por parte de los grupos políticos", y agradece a la oposición "su talante".

Además, ha confesado que le gustaría que "a finales del mes de julio consiguiésemos un acuerdo de comunidad, "es lo que necesita la ciudadanía".

"La crispación ni genera empleo ni salva vidas. Tenemos que buscar espacios de acuerdo, porque acordar no es, en absoluto, traicionar", ha apostillado.

"La democracia funciona y funcionaría mejor si bajásemos los decibelios del debate"

Respecto al cruce de reproches y acusaciones que se han producido esta semana en el Congreso de los Diputados, Puig ha querido zanjar la polémica. "Vox está situando un espacio de crispación en la calle que no es razonable. La política del odio y el rencor no produce nada positivo".

También se ha pronunciado sobre los ceses producidos en el seno de la Guardia Civil. "El ministro ha dado explicaciones coherentes, no es una cuestión especialmente dramática y si hay cuestiones que no se han hecho en acuerdo al ordenamiento jurídico, habrá una respuesta judicial", asegura.

Y añade: "Esto es un país democrático, no hay ninguna duda. La democracia española funciona y funcionaría mejor si bajásemos los decibelios del debate".

Sobre mantener el estado de alarma

El PSOE ha pactado con ERC y PNV una nueva ampliación del estado de alarma. Preguntado por dicho acuerdo, Puig defiende que "hay que disociar lo que es el estado de alarma con otras cuestiones".

"Si todos estamos de acuerdo en que hay que limitar la movilidad, porque es fundamental para parar la pandemia, ¿cómo no acordamos el estado de alarma que es indispensable para esto?", se cuestiona el presidente de la Comunidad Valenciana.

Por ello considera que "el Gobierno ha tenido que jugar con las cartas que tenía para salvar el estado de alarma. Podríamos volver al principio, cuando fue posible el estado de alarma juntos, ahora debería de ser posible para acabar este ciclo", añade a modo de propuesta.

"Este verano tiene que ser verano"

Puig ha defendido que "debe haber un protocolo sanitario europeo para que se apoye la seguridad de los ciudadanos". Una especie de "espacio schengen sanitario".

Cree que a finales de junio se podrá transitar por el territorio y apuesta porque este verano la situación mejore: "Este verano tiene que ser verano, vamos a luchar porque necesitamos que las playas vuelvan a tener ese sabor especial para tantas personas que disfrutan del ocio y el turismo".