La salud mental se ha colocado en el centro del debate político y social a raíz de una intervención de Íñigo Errejón en el Congreso de los Diputados denunciando la falta de recursos que se da en este ámbito de la sanidad. Román Reyes, creador de la plataforma 'Stop Suicidios', de alguna manera impulsó este debate al reunirse con el diputado para poner sobre la mesa la situación: "Qué enfermo de salud mental se puede tratar bien si no hay psicólogos en la sanidad pública", denuncia.

Así, cree que "mientras no tomen medidas, los políticos tienen manchadas las manos de sangre", de las diez muertes por suicidio que se producen cada día en España. En este sentido, Reyes ha hablado de las carencias de la administración de la salud pública en cuanto a la salud mental y cree que a día de hoy, "tener salud mental es un privilegio, me parece una vergüenza".