Soraya Serrano es una joven de Elche que participó en el viaje de fin de curso a Mallorca que derivó en un macrobrote de COVID-19 que afecta a varias comunidades con más de 900 positivos. Como otros tantos jóvenes, Soraya se ha contagiado y ha contado en Liarla Pardo cómo se encuentra: "He estado dos días un poco mala, pero ahora estoy bastante bien. No ha sido nada grave". También ha identificado los puntos de riesgo de su viaje.

"Todos los días había un poco en riesgo porque estábamos todos juntos. Obviamente lo sabíamos. La mayoría de veces no llevábamos mascarilla, pero en muchos momentos nos obligaban a llevarla", ha relatado Soraya en su entrevista con Cristina Pardo, que le ha preguntado si tanto ella como sus amigos eran conscientes de dichas situaciones de riesgo que estaban viviendo: "Lo hablábamos y comentábamos de broma que podíamos coger el virus, y lo hemos cogido".

Soraya ha reconocido su error: "Si no hubiéramos sido tan irresponsables nosotros mismos...". En este sentido, ha señalado que "si una persona quiere llevar mascarilla y guardar la distancia de seguridad, lo va a hacer", y que todo lo sucedido es responsabilidad de ellos: "Es nuestra culpa". Asimismo, ha aseverado que sus padres la han reprendido por su actuación y la de los jóvenes durante el viaje a Palma: "Mis padres me han dicho que tenía que llevar cuidado".

No obstante, ha asegurado no haber contagiado a nadie: "Mi madre se hizo la prueba y salió negativo". Soraya ha concluido la entrevista afirmando que "volvería" a realizar ese viaje de fin de curso porque "ha sido un viajazo", si bien ha reconocido que tendría "más cuidado".