Rubén Herrera es enfermero de Urgencias del Hospital de Alcalá de Henares, el centro de donde ha trascendido un polémico audio de la gerente en el que se pedía quitar el móvil a los pacientes que no quisieran ir al Zendal. Asegura que la noticia sorprendió a los trabajadores y mantiene que los enfermeros no habían recibido esa orden: "En el momento en el que hubiese habido una instrucción de ese tipo, cualquier compañero lo hubiese denunciado", afirma.

No obstante, reconoce que ni pacientes y compañeros sanitarios quieren ir al hospital de pandemias. "No quieren ir, por eso se les intenta coaccionar de esta forma. Tampoco quieren ir los compañeros, y por eso tienen que ir trasladados forzosamente", cuenta.

Además, se dice cansado de la situación que viven en los trabajadores sanitarios: "No sé en qué momento hemos pasado de ser héroes a ser villanos". "Nos acusan de boicot nuestra propia gerente y la presidenta de la Comunidad de Madrid. No sé quién boicotea a quién, o quién roba a quién, pero sólo en mi hospital, en esta década se han quitado 120 camas públicas", señala, haciendo referencia a la denuncia que ha hecho Isabel Díaz Ayuso por presuntos robos y sabotajes en el Zendal.