La cantante Karina llegó a quedar en segundo puesto en Eurovisión de 1971, pero ahora se ha mostrado muy crítica con la organización del certamen que se ha celebrado este sábado. "Hay que apostar por Eurovisión, no podemos echar la culpa a los interpretes", ha destacado, insistiendo en que hubiese sido necesaria una mejor puesta en escena. "Blas Cantó cantó como los ángeles, pero queremos un poco de luz, de puesta en escena. No llevaba nada la criatura y parece que le abandonan a su suerte", ha puntualizado la artista.

Además, Karina ha lanzado un mensaje a los cantantes: "Que no vayan, ¿para qué?", se ha cuestionado. Y añade: "Para oír a un interprete como Blas Cantó, que cantó de 12, y que se quede en tercero por abajo".