La furgoneta de Guardia Urbana a la que un grupo de manifestantes violentos prendió fuego con un agente dentro supone un salto cualitativo de la violencia de los últimos días en Cataluña durante las protestas contra la encarcelación de Pablo Hasél. Según los Mossos d'Esquadra, un radical de nacionalidad española fue quien lanzó el cóctel molotov, otra de nacionalidad francesa intentó abrir la furgoneta y otra italiana fue quien lanzó el líquido inflamable.

Además de quienes perpetran este tipo de actos peligrosos y extremadamente violentos, hay otros grupos que les aplauden o les jalean. Es el caso de Arran, la organización juvenil que ha justificado los actos vandálicos compartiendo las imágenes de un cajero automático y el furgón de policía ardiendo.

 

laSexta Clave ha hecho un repaso a las bases de esta organización, que se definen como jóvenes independentistas de los países catalanes que basan sus pilares en tres ideas: independencia, socialismo y feminismo. Aunque también consideran como propias la lucha ecologista, por una vivienda y un trabajo digno, la antifascista, por una educación pública, el antirracismo y la solidaridad internacional. Lo que también parece claro es que usan la violencia para conseguir sus fines.

¿Cuándo surgió la organización?

El grupo nace en 2012 pero se hicieron famosos en 2017, con una campaña contra el turismo en Barcelona. Entre sus acciones se incluyen la de asaltar un autobús turístico, el pinchar las ruedas de todas las bicicletas turísticas o atacar yates.

Enmarcado en estas acciones de "turismofobia", defendieron que había que ocupar los pisos turísticos. De hecho, cuentan con un manual de okupación en su página web en el que se explica al detalle qué herramientas son necesarias para forzar una puerta, hacer empalmes en el suministro eléctrico o manipular contadores.

En ese mismo año entran ya en la política catalana. En marzo de 2017 hicieron su primer asalto a la sede del PP de Barcelona, pero después vinieron muchos más actos vandálicos contra PSC o Vox.

El fuego forma parte de su estrategia y precisamente la quema de cosas en sus actos es lo que más problemas les ha traído en los tribunales.

Sus vínculos con la CUP

Arran niega cualquier vínculo con formaciones políticas como la CUP, pero sí que hay cierta simpatía por parte de esta organización, ya que varios miembros de la CUP han llegado a participar en sus actos.

¿Han participado en los altercados?

Todo apunta a que durante las manifestaciones por la libertad del rapero Pablo Hasél Arran habría participado en los disturbios. No hay ningún documento oficial en el que lo digan, pero por sus grupos de Telegram circulan estos días manuales para la guerrilla callejera, en los que señalan cómo vestirse para las manifestaciones, cómo formar barricadas y qué hacer si te para la policía.