Se ha conocido un nuevo escándalo fiscal del rey emérito al localizarse una nueva cuenta en Andorra relacionada con Juan Carlos I. Según 'El Confidencial', la investigación en Suiza ha descubierto que se ingresaron más de 150.000 euros en una cuenta atribuida al rey emérito y que se disolvió hace solo un mes.

La novedad que ofrece esta información es que es la primera vez que Andorra se relaciona con la fortuna opaca del monarca. En laSexta Clave, el periodista José María Rivero ha explicado por qué el rastro de tanto dinero oscuro pudo acabar en Andorra durante tantos años.

Y es que aunque ahora no lo sea, hubo un tiempo en el que el Principado de Andorra era considerado un paraíso fiscal. Esto se debía a que cumplía con tres características esenciales. El primero, es que existía el secreto bancario, que consiste en que el banco sabe que tienes una cuenta, pero no lo sabe nadie más, ni se lo va a contar a nadie.

Por otro lado, Andorra como país no colaboraba con ningún otro para proporcionar información sobre la gente que tenía cuentas allí. Y además de eso, los impuestos eran tan bajos que prácticamente no existían. Como explica el periodista, "eso formaba una mezcla ideal para llevar el dinero allí".

Pero, ¿en qué momento se convirtió Andorra en un paraíso fiscal? El país se convirtió en paraíso fiscal cuando España se convirtió en una democracia, en los años 80. Y es que en este momento llegaron a nuestro país los impuestos progresivos, que implican que se cobra más al que más tiene, así que gente que tenía dinero buscó donde llevar su dinero a un país que no colaborase con España para después devolverlo.

Así, Andorra se convirtió para España en la primera lista de paraísos fiscales, y el dinero se movía hacia allí con tres métodos. El primero, explica Rivero, es el del 'pitufeo', que consiste en llevar una cantidad de una forma que no llame la atención. Si el país tiene un limite de dinero, este se reparte entre varias personas, cada uno lleva el límite y al cruzar la aduana nadie va a decir nada.

El segundo método es el del 'maletín'. No necesitas amigos sino un buen maletín o una bolsa de basura en la que guardar el dinero para pasarlo por la aduana. Y aunque podría pasar que lo pillasen, lo cierto es que ocurría que las autoridades no lo siempre lo pillaban.

El último método es el del 'corresponsal' para el que se necesita la colaboración de un banco que te tiene que ayudar a blanquear y mover dinero. De esta manera, el banco en Andorra envía a un corresponsal a tu ciudad y recibe el dinero que lleva a un banco que no tiene por qué ser el suyo y lo ingresa hacia el suyo. Cuando el dinero llega al banco andorrano, lo mete en una cuenta del cliente que es secreta y a la que tu gobierno no tiene acceso.

Aunque esto fue así durante un tiempo, Andorra ya no es un paraíso fiscal. Esto cambió entre 2010 y 2018, cuando los ciudadanos votaron por partidos que querían eliminar este tipo de prácticas. Además, había ya un gran presión internacional que propició que el país firmase acuerdos con España y la OCDE e hizo que saliese de las listas de paraísos fiscales. Con todo, los impuestos en Andorra siguen siendo aun muy bajos.