"Seguro que muchos de ustedes han tenido que guardar alguna cuarentena o incluso varias veces desde que empezó la pandemia por algún contacto con positivo en coronavirus. O sus hijos, o sus padres. Es una lata, pero ya está".

Es el mensaje con el que Rodrigo Blázquez ha arrancado su reflexión sobre el macrobrote relacionado con viajes de fin de curso a Mallorca y el revuelo que generado en torno a la cuarentena de muchos jóvenes por este motivo: "Sorprende que esos casi 200 jóvenes que han estado tres días confinados en un hotel en Mallorca hayan vivido esto casi como si fuera un calvario", plantea el presentador de laSexta Clave.

"En las narraciones de estos días de los chavales y de sus padres, es que ha habido momentos que parecían sentirse 'secuestrados' casi como Ortega Lara o 'torturados' como en Buchenwald", ha destacado Blázquez, que ha recordado que este miércoles la Justicia ha decidido que todos los estudiantes que han dado negativo pueden volver a sus casas.

"Fin del dramón", resume el presentador, que lanza un mensaje a estos jóvenes: "Que no olviden que la pandemia se ha llevado por delante la vida de más de 80.000 personas y que guardar una cuarentena es una lata, pero no una tragedia", ha sentenciado.