Las diferencias entre PSOE y Unidas Podemos han provocado que la negociación del nuevo paquete de medidas anticrisis se haya alargado hasta el último minuto de la noche de este viernes, tras varias horas de reunión entre los socios del Ejecutivo de coalición, que a primera hora de este sábado seguían negociando los flecos del decreto.

A falta de conocer con exactitud cuáles son las medidas que contendrá, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba este viernes que se extenderán hasta el final de este año. Esto es, hasta el 31 de diciembre.

Con estas palabras, el líder del Ejecutivo venía a confirmar que el decreto saldrá adelante sí o sí. Él mismo comparecerá este sábado para presentarlo, en una rueda de prensa inicialmente prevista para mediodía que posteriormente se ha retrasado.

Así las cosas, fuentes de Moncloa insisten en que se trata de un paquete de medidas "ambicioso" para proteger a las familias, empresas e industria del país e inciden en que el Gobierno no va a dejar de hacerlo. Desde el ala 'morada' del Gobierno hablan de una negociación larga, sin concretar más.

Medidas y discrepancias PSOE-Podemos

Pero ¿cuáles son los principales puntos de discrepancia entre los socios? Fundamentalmente, no están de acuerdo en tres claves de este plan anticrisis. La primera de ellas está relacionada con el cheque de 300 euros para familias vulnerables. Unidas Podemos cree que el nivel de renta para recibir este dinero tendría que situarse en el entorno de los 30.000 euros, mientras que el PSOE plantea bajar esos niveles a los 12.000-13.000 euros.

Las mayores discrepancias se han dado, no obstante, en lo que respecta a los impuestos a las eléctricas. La confluencia morada sigue apostando por una subida de 10 puntos en el impuesto de sociedades para las eléctricas, algo que insisten en descartar desde el Ministerio de Hacienda, que apuesta por posponer esa posibilidad hasta, al menos, 2023. Lo que el PSOE propondría es una figura jurídica para gravar a las eléctricas "lo antes posible". Y aquí está la disputa, pues Unidas Podemos sigue reclamando ese aumento del impuesto de sociedades.

Sí parece haber, en cambio, más acuerdo en cuanto al descuento en el abono transporte. A pesar de que todavía no hay un pacto sobre la mesa entre las formaciones que componen el Ejecutivo, sí hay posturas muy cercanas en esta cuestión. La idea sería una rebaja del 50%.

Asimismo, también se conocen ya algunos detalles que se incluirán en ese decreto anticrisis que se aprobará este sábado: a destacar, la rebaja del IVA de la luz del 10% al 5%, que Sánchez ya avanzó esta semana en el Congreso, la congelación del precio de los alquileres y mantener la bonificación de los 20 céntimos por litro de combustible.

De aquí nace otra de las preguntas clave: ¿cuándo entrarían en vigor estas medidas? Sería en cuestión de horas, en cuanto se publiquen en el Boletín Oficial del Estado. No obstante, cabe destacar que el Gobierno dispone de 30 días como máximo para convalidar este decreto en el Congreso de los Diputados.

Esto ha creado un nuevo quebradero de cabeza para el Ejecutivo, dado que los grupos parlamentarios que componen la cámara, y en especial los socios de investidura, critican que no tienen mucha información y por eso dejan en el aire su apoyo.