Aunque hoy esconde su rostro, durante la Segunda Guerra Mundial Irmgard Furchner fue la secretaria del campo de concentración de Stutthof, en Polonia, donde fue cómplice en la muerte de 11.412 personas. Huyó de la Justicia, pero los 'cazadores de nazis' dieron con ella y ahora está siendo juzgada en Alemania.

Pero, ¿quiénes son estos 'cazadores de nazis'? Uno de los primeros y de los más famosos fue Simon Wiesenthal, que fue víctima de su persecución en primera persona. Como muchos otros cazadores, era judío y en cuatro años fue prisionero en cinco campos de concentración. El último fue Mauthausen y de allí salió casi muerto, pero solo tres semanas después empezó a redactar listas con cientos de nombres de criminales nazis.

Posteriormente, hizo públicos los datos recabados durante años sobre el paradero del Walter Rauff, coronel de las SS que creó los llamados 'camiones de la muerte', cámaras de gas ambulantes en las que los nazis conectaban el tubo de escape a la parte trasera de la furgoneta, donde metían a la fuerza a los prisioneros, para poner el vehículo en marcha y asesinarles envenenándoles con dióxido de carbono.

Otro cazador de nazis fue Tuvia Friedman, que ayudó a detener a Adolf Eichmann, conocido como el 'arquitecto' del Holocausto'. Eichmann vivía en Argentina, Friedman le localizó y pasó la información a Israel, que prácticamente le secuestró para juzgarle. Fue la primera vez que un juicio se centraba en los crímenes del Holocausto y fue condenado a la pena de muerte.

Dos 'cazadores' que siguen activos son el matrimonio formado por Beate y Serge Klarsfeld, que llevan medio siglo persiguiendo nazis. Sus métodos, no obstante, son más controvertidos: llegaron a secuestrar a un alto cargo de la Gestapo y lo intentaron con otro de las SS. En 1966, cuando Kurt Kiesinger, que había sido miembro del partido nazi, ganó las elecciones en Alemania, Beate le abofeteó en público al grito de 'nazi, dimite'.

Otros cazadores se han dedicado a restituir los bienes robados por los nazis, como el británico Ian Sayer, el único particular que ha descubierto oro saqueado por los nazis, concretamente 25 kilos. Durante la guerra, los nazis robaron oro de los bancos de los países ocupados, así como de los judíos y otras víctimas, incluso dientes de oro que se encontraron a miles en algunos de sus escondites.

Efraim Zuroff, por su parte, es el encargado de publicar todos los años la lista de los nazis más buscados, si bien la mayoría son demasiado mayores para ser juzgados o ya están muertos. Él es también quien ha cazado a Furchner y a finales de los 90 participó en el procesamiento de Dinko Šakić, que llevaba 50 años viviendo en Argentina bajo una identidad falsa. Šakić era un antiguo comandante ustasha, los 'nazis croatas', una organización tan atroz que horrorizaba hasta a los fascistas alemanes: eran capaces de serrar el cuello de una persona viva y algunos se fabricaron un cuchillo especial al que llamaban 'mataserbios'. Han pasado casi 80 años, pero muchos de los nazis de esa lista aún no ha sido encontrados.