Moscú advierte de que el peligro de una guerra nuclear es "real". Así lo ha afirmado su ministro de Exteriores, Sergei Lavrov. Rusia, precisamente, es la mayor potencia nuclear del mundo, según explica Diana Mata en laSexta Clave, donde detalla que el país tiene en su poder unas 5.977 ojivas o cabezas nucleares.

De estas, unas 1.588 son estratégicas, están listas para el ataque y son armas de destrucción masiva capaces de provocar daños a miles de kilómetros de distancia. Pueden ser lanzadas desde distintos medios: desde el aire, con bombarderos; por mar, con submarinos; y por tierra, a través de silos o camiones que las portan. Un solo misil, por ejemplo, del modelo Yars, puede contener hasta 16 ojivas nucleares.

¿Es posible detener el misil antes de que suelte esas cabezas nucleares? Los escudos antimisiles, a través de sistemas de radar y de satélite, detectan el lanzamiento de misiles, lo que permite lanzar otros misiles para interceptarlos en el aire. Esos sistemas de detección son los que tienen, por ejemplo, las fragatas F100 del Ejército español. Con ellos, es factible derribar un porcentaje muy elevado de los misiles que se lancen.

¿Podría Rusia lanzar un misil por encima de España hasta Estados Unidos? Este escenario no es el previsible los expertos, que ven más plausible un lanzamiento desde el norte de Rusia que alcance territorio estadounidense a través del polo norte. EEUU también podría hacer lo mismo, a la inversa: el país es la segunda potencia nuclear, con 5.428 cabezas nucleares que podría lanzar de las mismas formas (desde el aire con bombarderos, desde tierra o desde cualquier mar del globo).

Hace unos días, el presidente ruso, Vladímir Putin, presentaba un 'supermisil' con una nueva tecnología. ¿Cambia este misil las reglas del juego? Eso es lo que sostiene Putin, que dice que el Sarmat puede escapar a los escudos antimisiles. Durante el reciente lanzamiento de prueba, el misil alcanzó un objetivo a 6.000 kilómetros de distancia; según Putin, servirá para que los países se lo piensen dos veces antes de amenazar a Rusia.