Sábado, 20 de noviembre. El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, acude a misa en el Sagrario de Granada, ciudad en la que se encuentra con motivo del Congreso regional del PP de Andalucía. Sin embargo, ese ritual en concreto recordó a Francisco Franco y se trata de una de las misas que nostálgicos del dictador le dedicaron en el aniversario de su muerte.

De las 23.000 iglesias que hay en España, Franco y José Antonio Primo de Rivera fue incluido en siete de ellas en la oración por los difuntos. El Sagrario de Granada fue uno de los espacios elegidos porque el templo cuenta en su fachada con el nombre escrito en piedra del fundador de Falange.

Durante la misa, la bandera del régimen de Franco ocupó un lugar preminente dentro de la iglesia: colgada, con su yugo y sus flechas, en los bancos delanteros del templo, según puede verse en las imágenes a las que ha accedido ElDiario.es. En el altar depositaron una corona de laureles dedicada al general Franco y al falangista Primo de Rivera. Fue la Fundación Francisco Franco la encargada de solicitar el responso.

Una vez finalizada la eucaristía, los asistentes entonaron el cara al sol, el himno oficioso del régimen.

¿Qué hacía Pablo Casado en una misa en recuerdo a Franco? Su presencia fue desvelada por uno de los asistentes, que colgó una foto con el presidente del PP a la salida del recinto. Según fuentes del entorno del líder conservador, Casado entró con la misa empezada con su mujer y sus hijos y se sentó al fondo del recinto. Allí no vio, por ejemplo, la bandera preconstitucional.

Una vez terminada la misa, se fue y al salir tampoco vio nada. Fuentes de su entorno se desmarcan por completo de cualquier celebración del franquismo.