Esta semana conocimos un nuevo término económico que añadir al diccionario: reduflación. Una estrategia de las marcas para reducir de forma casi imperceptible el tamaño del producto que venden manteniendo el mismo precio. De esta manera, reducen los costes y aumentan el margen que reciben.

Por si parece poco lo que nos restan y la subida de precio camuflada en 'La Roca' hemos mostrado con ejemplos lo que supone esta reduflación. Un bote de cacao de 800 gramos de golpe tiene 40 gramos menos. Parece poco, pero si vemos la cantidad de la que se trata nos damos cuenta de que son varias tazas que nos restan de un plumazo.

Lo mismo con los lomos de merluza, como explica la OCU. Una marca anunciaba un recorte del precio de su producto del 7% pero en realidad habían reducido la cantidad, por lo que se trataba de un incremento del 3%. Puedes ver más en el vídeo que acompaña estas líneas.