El uso excesivo del teléfono móvil es una tendencia preocupante a la que hay que poner remedio. Sobre esta cuestión debaten en La Roca, con Nuria Roca y Juan del Val compartiendo sus hábitos en casa.

Del Val confiesa que, cuando su familia va a comer, los móviles quedan vetados, "terminantemente prohibidos". Sin embargo, reconoce que no es por sus hijos por quienes pone la norma, afeando a Roca que es a ella a quien más "le cuesta cumplir el pacto".

"Pero porque tú no sabes utilizar el móvil", bromea la presentadora, hoy desde casa, para acabar reconociendo: "Es verdad, tengo que reducir el tiempo de uso". Más adelante, Nuria Roca afirma que le genera "ansiedad" el hecho de no tener el móvil cerca o que tenga poca batería.

"He dejado de hacer otras cosas, como leer, por pasar 20 minutos por la noche viendo 'stories' de Instagram", comenta.