El Gobierno ha rechazado indultar a María Salmerón, condenada por desobedecer a la custodia compartida e impedir que su exmarido -condenado por violencia machista- viera a su hija, al "tratarse de una persona reincidente y haber sido informado el indulto negativamente por el tribunal sentenciador". En La Roca la han entrevistado para saber cómo se encuentra después de la noticia que ha recibido "como un mazazo" y la ha dejado "desolada y nerviosa".

"La vida se nos truncaría si tengo que entrar en la cárcel", ha advertido la mujer, que explica que su hija depende de ella y de sus ingresos, estudia en el extranjero y si definitivamente ella tiene que entrar en la cárcel tendría que volver a España.

Durante la entrevista ha explicado que la "única persona con dignidad" del Gobierno que le llamó tras conocer la noticia de que nos sería indultada es la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell.

Pese a lo difícil de la situación que atraviesa, Salmerón defiende que "lo volvería a hacer mil veces" e impediría que su hija viese a su padre, porque "nadie la ha protegido ni a ella ni a mi".