La Roca ha logrado hablar con el "sumiso" de una "dominatrix financiera", un hombre que consiente los caprichos y gastos de una mujer que a cambio le humilla y le insulta. Afirma que le excita más darle 50 euros a una mujer que acostarse con ella: "Me excita tanto que pierdo el control".

A su "diosa", como llama a su "dominatrix financiera", le paga unos 700 y 800 euros al mes siendo de profesión administrativo. Este dinero ella se lo gasta en ropa, joyas, viajes o incluso cenas. "Siento mucha excitación de que mi diosa disfrute de una cena con sus amigos y poder pagarlo. La excitación dura desde que me dice que se va a cenar hasta que me envía la factura, pensando en cuanto puede llegar a ser", ha relatado a La Roca. En ocasiones, según ha explicado, se llega a arrepentir: "Al día siguiente, cuando veo que la cuenta y la excitación bajan".