Acosar a las mujeres que acuden a clínicas para abortar ya es un delito, y sin embargo, a las puertas de estos centros siguen concentrándose grupos de personas para intimidar a las mujeres que acuden a ejercer su derecho. Un equipo de La Roca ha visitado una de estas clínicas y ha podido comprobar cómo grupos religiosos siguen acosando a las mujeres.

Se movilizan bajo el lema de 'rezar no es delito' y sobre el hecho de que abortar tampoco sea delito dicen, "eso habría que verlo". "Estoy rezando por España, en contra de los comunistas", cuenta uno de los manifestantes a la periodista.

Otro de los manifestantes denuncia que "la presión social para abortar es enorme" y que el Gobierno "presiona" a las mujeres. "Estás cargándote a un ser humano porque para eso aprobamos el infanticidio también", reivindica otra mujer.