UN ASESINATO SIN PRECEDENTES

UN ASESINATO SIN PRECEDENTES

Thompson y Venables, los niños convictos más jóvenes de Inglaterra, mataron a su víctima tras torturarle sin piedad

Le tiraron pintura a la cara, le golpearon hasta aburrirse, le introdujeron pilas en la boca y le provocaron diez fracturas en la cabeza, así torturaron a su víctima Robert Thompson y Jon Venables, dos niños que asesinaron a un menor de dos años arrojándole a las vías del tren.

Seguro que te interesa

laSexta.com | Madrid | 14/05/2018

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.