NO RECONOCIÓ NINGUNO DE LOS DELITOS EN EL JUICIO

NO RECONOCIÓ NINGUNO DE LOS DELITOS EN EL JUICIO

Miguel Ricart, el cómplice de Anglés que nunca se arrepintió del crimen de las niñas de Alcàsser

Miguel Ricart no se arrepintió de nada en el juicio por el asesinato de Miriam, Toñi y Desirée. 49 sesiones en las que se jactó de ser sólo un cabeza de turco y no reconoció ninguno de los delitos que se le imputaban: violación y asesinato. 25 años después del crimen de Alcàsser, el paradero y el rostro de Ricart es una incógnita.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.