Equipo de Investigación comprueba en 'Ultraderecha' cómo aprovecha la crisis y los escándalos de corrupción para reclutar adeptos y alimentar su discurso xenófobo y populista.

Como ocurre en Grecia con el partido neonazi Amanecer Dorado, aquí en España la extrema derecha también reparte comida y ofrece ayuda a los desahuciados. Equipo de Investigación muestra cómo los sectores más desfavorecidos se han convertido en el caladero de partidos que se presentan en algunos casos bajo la apariencia de ong, asociaciones deportivas o culturales.

El reportaje de 60 minutos muestra las caras de quienes manejan los hilos de la ultraderecha en España. Desde los nostálgicos del franquismo a las versiones modernizadas. Algunos con antecedentes violentos, imputados, incluso,  por pertenecer a redes violentas de neonazis. Los nuevos líderes, sin embargo, huyen de un imagen radical. Camuflan su ideología con una estética más moderada.

Equipo de Investigación constata que el discurso ultra se extiende a los jóvenes a través de la Red. La extrema derecha recluta a sus miembros en universidades,  campos de fútbol y conciertos.