José y Eva han denunciado por estafa al propietario de una empresa de reformas que demolió muros de carga en su casa sin apuntalar, dejándola "como si hubiese caído una bomba". El matrimonio explica que llegaron a pagar 90.000 euros al reformista, pero arreglar el destrozo que ha causado en su vivienda va a costarles "unos 170.000, no sabemos".

"El trabajo de toda nuestra vida se lo ha llevado este hombre en dos meses", lamentan. Puedes escuchar su testimonio y ver cómo quedó su casa en el vídeo que ilustra estas líneas.