EQUIPO DE INVESTIGACIÓN

EQUIPO DE INVESTIGACIÓN

El vacío legal... una oportunidad de negocio para hacer dinero con la marihuana

España es uno de los países de Europa donde se consume más marihuana. Y el tercer país europeo más precoz a la hora de probar esta droga. Tres millones de españoles reconocen que fuman cannabis regularmente. Porque el consumo es legal. Y el autocultivo para el propio consumo tampoco es delito.

En nuestro país incluso existen locales donde se puede conseguir marihuana legalmente. Hay 600. Por toda España. Sólo en Barcelona encontramos 200 establecimientos. Algunos en pleno centro de la ciudad.

Llama la atención la seguridad de la que disponen. La cámara registra durante 24 horas los movimientos del local. Se trata de un club privado de fumadores. Los primeros, se abren para que personas enfermas puedan fumar marihuana con fines terapéuticos.

Hoy, disponen hasta de un menú para elegir la droga. "A mí por ejemplo para mi enfermedad me gasto a la semana 60 euros para paliar mi dolor. No cojo postura en la cama y la única manera de dormir es morfina o esto. Me lo recetó el médico", explica uno de los usuarios.

De los 3.000 socios de este club, no todos están enfermos. Para entrar y fumar marihuana legalmente, sólo hay que tener 21 años, el respaldo de otro socio y pagar una cuota. Eso sí, sacar la droga a la calle puede conllevar problemas con la policía. En España, la tenencia en la vía pública es ilegal.

En este local no deja de moverse droga. En lo que dura nuestra grabación despachan una bolsa de marihuana cada 30 minutos. De 20 euros cada una.

Hablamos con Luis Ignacio. Representa a los clubes de fumadores de marihuana de toda Cataluña. Le preocupa la entrevista. Todos en el club están pendientes de lo que podamos grabar. Saben que su actividad es polémica.

La ley les permite fumar marihuana. Sin embargo, la policía les persigue. Podrían desmantelar sus plantaciones si las descubren. "Los cultivos no son visitables. Hay todo un proceso, un protocolo sanitario, son espacios cerrados, con ventilación cerrada. No se puede entrar vestido con lo que llevas en la calle porque puedes entrar bichos, hongos... está muy profesionalizado", explica Luis Ignacio.

El club pretende legalizar sus cultivos gracias a un ayuntamiento. El de Rasquera. Son 900 habitantes. Hay un 40 por ciento de paro. El club de fumadores está dispuesto a pagarles 650.000 euros al año por plantar marihuana en sus tierras. El alcalde pretende acabar con la deuda municipal con el dinero de la marihuana.

Pero la Justicia  paraliza  el proyecto. La plantación de Rasquera sería demasiado grande para considerarla legal. El pueblo ve esfumarse su posibilidad de salir de la crisis. El alcalde defensor de la idea dimite. ¿Y con el terreno qué ha ocurrido? Hoy es un terreno baldío, con unas naves en ruina. No produce nada.

La marihuana era el plan de empleo de Rasquera. Pretendían aprovechar el descontrol legal que existe en torno a la marihuana para recaudar millones. Mientras, en España se cierran cada semana tres empresas. Desde el comienzo de la crisis se han abierto 300 establecimientos para cultivar marihuana.

Aquí venden pipas para fumar, fertilizantes, luminación para cultivos de interior y su producto estrella: las semillas de la planta del cannabis, de la que sale la marihuana. Le exigen los mismos requisitos que a una ferretería. Pero aquí todo sirve para producir droga.

Las tiendas especializadas en el cultivo de la droga se convierten en una oportunidad de negocio. Él ha invertido 12.000 euros de su subsidio de desempleo para convertirse en empresario de las semillas de marihuana. Su nueva tienda es parte de una franquicia. Como si fuera un supermercado.

Llegamos hasta el creador de la cadena de tiendas. Abre diez en menos de dos años. Las tiendas de semillas de marihuana se han convertido en una tabla de salvación frente a las listas del paro.

Aunque su negocio es legal tienen que ocultar el origen  de su materia prima.  En la etiqueta de sus semillas explican: "la finalidad de este producto no es agrícola ni está destinada al consumo humano". ¿Cuál es la finalidad de este producto entonces? "Comprarlo y guardarlo. Tal como dice la ley".

En plena crisis, el negocio legal de la marihuana  da enormes beneficios. Buscamos la mayor empresa española de productos para cultivar la droga. Está en Valencia. Da de comer a 60 trabajadores. El año pasado facturó 12 millones de euros. Están en plena expansión internacional. América es el nuevo dorado para las empresas españolas del cultivo de marihuana.

Hasta organizan una feria internacional dedicada al cultivo de esta droga. 20.000 personas pasan por aquí a diario.  Una de cada tres empresas en esta feria es española.

Los empresarios de nuestro país se llevan los premios. Uno de los premiados es el empresario de la mayor distribuidora de productos para cultivar marihuana.

En la feria también está toda una celebridad. El mayor narcotraficante de marihuana de la historia. Ante la cámara, no duda en elogiar la marihuana española. Sabe de lo que habla. El número uno mundial de la marihuana ha elegido España para vivir.

laSexta.com | Madrid | 24/01/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.