Cuatro años después de la muerte de La Veneno, el testimonio de un oficial de Policía Nacional podría reabrir la investigación del fallecimiento. El agente desvela que un grupo de Seguridad Ciudadana le informó de que "la noche anterior a la supuesta fecha de los hechos Cristina realizó una llamada nocturna a la sala '091' para pedir socorro,

porque, al parecer, su pareja la quería matar".

Sin embargo, el oficial dice que "una vez personados en el domicilio, la víctima se niega a abrir la puerta y manifiesta que no pasa nada, marchándose los agentes del lugar.". "Todo ello debe haberse registrado en el parte de sala, así como posiblemente en un parte de intervención de la patrulla comisionada al lugar", señala, a lo que añade que "según manifestaron varios agentes, Cristina había llamado anteriormente varias veces a la sala '091'. En este enlace puedes ver el relevante testimonio completo, en base al que la familia de La Veneno ha presentado un recurso para tratar de reabrir el caso.