Una testigo del crimen de Meco ha asegurado a Equipo de Investigación que escuchó gritos de "'soltadme', en plural" la noche en la que Miriam Vallejo fue asesinada en Meco. "Yo sacaba a la perra, como prácticamente todas las noches, y justo al llegar sobre la zona (donde fue encontrada Miriam) empecé a escuchar gritos de auxilio, de socorro, escuché 'soltadme' en plural", ha relatado, a lo que ha añadido que eso no se le "olvidará nunca".

"Me quedé totalmente en shock, me paré, le quité el bozal a la perra y, al rato, los gritos cesaron y volví a casa. Le conté a mi padre lo que había escuchado, lo que había oído y volvimos, y ya no volvimos a escuchar nada más", ha contado la testigo, quien ha señalado, además, que escuchó los gritos durante "tres o cuatro minutos", y que los perros no ladraron.