CONTRATAN LA MANO DE OBRA MÁS BARATA DEL MUNDO

CONTRATAN LA MANO DE OBRA MÁS BARATA DEL MUNDO

En Qatar muere un obrero al día construyendo los edificios que albergarán el Mundial de Fútbol

Qatar será la futura sede de uno de los mayores eventos deportivos del planeta. El Mundial de fútbol. Contra todo pronóstico gana a candidaturas como la de Estados Unidos, Japón o Australia. ¿Cómo lo consiguen? Una investigación periodística revela que el  apoyo de Ángel María Villar es clave.

Qatar no parece hecho para jugar al fútbol. La futura sede de la Copa es un desierto del tamaño de Murcia. Un desierto bañado por el oro del petróleo y del gas natural. Tiene la renta per cápita más alta del mundo. El control es férreo. El Mundial que avala Ángel María Villar, se celebrará en un pequeño emirato gobernado por una monarquía absoluta. Su código penal incluye el castigo corporal. Los turistas por ley deben cubrirse “de hombros a rodillas”. Para recorrer la capital hay que coger un vehículo. Imposible pasear bajo el sol del desierto.

Imaginen en pleno verano, llega a los 50 grados. Podría ser el primer Mundial de la historia que se celebrara en invierno, interrumpiendo todas las ligas europeas. La FIFA lo está estudiando. El país entero está en construcción. 20 empresarios españoles han conseguido contratos millonarios. 4.000 parados venidos de España trabajan en la ciudad elegida para el Campeonato.

Son la mano de obra cualificada. Pero hay otra que cuestiona la celebración de la Copa del Mundo en el emirato árabe. Una mano de obra que llega de la India. Los empresarios qataríes reclutan en las calles a un millón de trabajadores. Son la mano de obra más barata del planeta. Viven en la pobreza extrema. Para ellos emigrar a Qatar es un sueño.

Pero el futuro que les ofrece Qatar no es el que esperan. ONGs de todo el mundo cuestionan que un Mundial pueda levantarse sobre la esclavitud. Unas imágenes de Amnistía internacional prueban las condiciones infrahumanas en las que viven los obreros del Mundial. Graban los barracones donde duermen después de 12 horas de trabajo. Por 150 euros al mes. En Qatar cada día muere un obrero construyendo los edificios que albergarán el Campeonato.

laSexta.com | Madrid | 06/02/2015

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.