La fuga de 'el rey del cachopo' a Málaga: "Era muy raro, decía que le iba muy bien pero salió pitando de Madrid"

Asediado por las deudas, César Román se refugia en Málaga, acompañado de su segunda mujer, Natividad, y su hija. Allí se convierte en padre por segunda vez y encuentra trabajo en una tapería. Localizamos a su encargado, que asegura que 'el rey del cachopo' "contaba que tenía negocios, que le iba muy bien, pero se fue de Madrid porque estaba harto".

'El rey del cachopo' y su obsesión por la política: creó dos partidos, se presentó a unas elecciones y denunció a Celia Villalobos

En su intento de convertirse en líder político, César Román creó su propio partido. Se presentó a las elecciones de 2011, pero no consiguió ningún escaño. Dos años después, se lanza a una nueva aventura: junto a su mujer forma la plataforma política Liga Anticorrupción' que, según él, está presente en más de 30 países.

El ascenso de César Román Viruete: de participar en el festival 'Tapapiés' a crear una cadena especializada en comida asturiana

En octubre de 2015, César Román abre un restaurante con su mujer y participa en 'Tapapiés', una de las fiestas más importantes de la tapa con su plato estrella: el cachopo. En apenas un año, suma otros dos nuevos locales en Madrid. Su sueño es expandir su marca por toda España y abrir 22 restaurantes, pero acaba por no cumplirse.

Habla uno de los trabajadores de 'el rey del cachopo': "Tenía los locales llenos todos los días, pero no pagaba ni a los proveedores ni a nadie"

Equipo de Investigación localiza a uno de los trabajadores de 'el rey del cachopo', que asegura que "al principio la relación era muy buena hasta que empezaron los problemas, se separa de su mujer y se hunde". Señala, además, que "no pagaba a nadie haciendo buenas cajas todos los días".

Hablamos con el abogado del guardaespaldas de César Román: "El trabajo de mi cliente no era hacer de parapeto ante sus deudas"

El abogado del chófer y guardaespaldas de 'el rey del cachopo' asegura que el trabajo de su cliente consistía "exclusivamente en evitar que los toxicomanos que frecuentan Embajadores y Lavapiés accedan al local". El último contacto con César data del 13 de agosto, cuando aparece un cuerpo mutilado en una nave de Usera.