Julia Fernández, médico forense, ha explicado a Equipo de Investigación los datos que arrojó la autopsia del cuerpo de la joven, entre lo que se encuentra que Miriam Vallejo recibió hasta "89 puñaladas, la mayoría en cabeza y cuello", que la víctima intentó defenderse, y que la agresión se produjo con un arma blanca.

Además, la médico forense señala a "una persona del ámbito de la víctima" como posible asesino: "Debía ser una persona con una implicación personal que tuviese ese deseo de hacerla desaparecer con esa violencia y esa saña", ha apuntado.