Una confesión abrió una nueva vía de investigación tras el asesinato de Miriam Vallejo en Meco. Un toxicómano contó al coordinador de su terapia que era el asesino de Miriam. Se llama Alberto y tiene 29 años.

"¿Quieres hacer algo bueno por mí? Llama a la Policía. Mira el nombre: Miriam Vallejo. No sabes lo que he hecho, no tenéis ni idea. Te dije una vez que no podía dormir por las noches. La maté, no sé por qué lo hice, pero lo hice. Esto es mi condena y no sé por qué coño estoy tan enfermo. Ahora debes ir a la policía. La maté. 68 puñaladas", escribió en un mensaje el joven a su coordinador de terapia.

El coordinador accede a concedernos una entrevista. "Nosotros el mismo día fuimos a denunciarlo rápidamente a la Policía por si acaso, pero yo no creo que haya sido él. Solía contarnos anécdotas suyas, historias que probablemente eran mentiras, y yo creo que esta también es así", afirma a Equipo de Investigación, a lo que añade que el toxicómano mentía "cuando estaba bajo los efectos del alcohol o de la droga".

Alberto vivía a tan solo tres kilómetros del lugar donde se cometió el crimen. En la actualidad, cumple condena en la prisión de Alcalá Meco, donde coincidió con Sergio, el compañero de piso de Miriam Vallejo.