Una vez que la Iglesia Palmariana se convierte en orden religiosa, la curia se pasea por el pueblo con los bolsillos llenos de donativos.

"El primer papa era generoso, daba pasta. También le gustaba el jamón y los buenos langostinos, se reunían unas ocho o diez personas a puerta cerrada", relata un camarero del municipio sevillano de El Palmar de Troya.

Javier Perals, exobispo de la Iglesia de El Palmar de Troya contó su testimonio en 'Anatomía de una secta', un programa de Equipo de Investigación de 2016 que laSexta ha vuelto a emitir este viernes.

Según cuenta, en las fiestas se llegaban a gastar hasta "500.000 pesetas". Eran encuentros en los que "se bebía y había borracheras y vómitos". Además, recuerda que, en ocasiones, tenían que ayudar entre varios a Clemente -considerado primer papa de la Iglesia Palmariana- por su estado de embriaguez.

El relato del exobispo va más allá: "Sabíamos que Había un venezolano al que se le llamaba para que viniera por las noches, normalmente era después de estas fiestas, imagino que para satisfacer sus instintos".

El papa clemente es tan excéntrico en sus noches de despilfarro como en sus imposiciones religiosas. "Glorificó a Franco, a José Antonio Primo de Rivera y a Carrero Blanco", recuerda Perals.

Además, el exobispo reconoce que les hacían creer que eran "los salvadores del mundo" y que "moriría la gente" y solo quedarían ellos. Incluso llegaban a hablar del "imperio hispano palmariano en el que Clemente sería el caudillo del Tajo y gobernaría todo el mundo".

Por otro lado, Equipo de Investigación también mostró el "negocio" tras las apariciones en El Palmar de Troya: "Dicen que ven a la Virgen bendecir un pozo y venden el agua". Puedes ver el momento en el vídeo que se incluye a continuación.

*El contenido al que hace referencia la información forma parte de un programa de Equipo de Investigación de 2016 que laSexta ha vuelto a emitir este viernes.