Yago Jesús, un experto informático, analiza el rastro digital de Antonio Moll, un empresario acusado de estafa tras un multitudinario evento fallido de autoayuda que resultó fallido.

Finalmente, descubrimos que reside en un piso de nueva construcción a nombre de su madre que compró seis meses del evento fallido en el que cobró hasta 900 por entrada a cientos de personas y localizamos a Moll, quien asegura lo ha pasado "muy mal" porque le han llamado "estafador".

"Ese evento no es verdad que costase 600.000 euros, está aprobado que costó 1,3 millones y recauda 900.000 en entradas. Encima tuve que poner yo de mi dinero y mi familia también, y encima me llaman estafador", manifiesta el empresario. En este vídeo, el testimonio completo de Antonio Moll a Equipo de Investigación.