El laboratorio Shelleys's Workshop elabora la infografía de La Veneno en 3D que la defensa presenta como prueba de que la muerte no fue accidental. "Esta recreación 3D se ha basado en las fotografías que realizó una de las hermanas al cuerpo de Cristina estando en la UCI y gracias a eso hoy en día podemos determinar qué lesiones sufrió Cristina", señala Óscar Tarruella, criminólogo que contrató la familia de La Veneno para investigar la muerte.

En este sentido, Tarruella destaca que "se ve claramente que algunos golpes son correspondientes a un posible agarre efectuado por el agresor cuando Cristina pudo estar zafándose de esas agresiones". "Claramente, por los diversos golpes, por ejemplo el del labio, pómulo, el de la mano, o los dedos es compatible con un agarre con fuerza. La del empeine que la vemos claramente que es rojiza y, por tanto, reciente, más correspondiente a un pisotón o patada", indica el criminólogo.