Cerca de 26 horas después de que Cristina ingresase malherida en el hospital, Alín acudió a comisaría para prestar declaración ante los agentes de forma voluntaria: "Regresé a casa y Cristina me dijo que se había tomado muchas pastillas y se había caído en el baño; inmediatamente pedí ayuda a Ana. Cristina volvió a repetirle a Ana que se había caído en el baño y que se había golpeado".

Sin embargo, Ana Villalba, dueña de un bar al que solía ir La Veneno, niega la versión de Alín. "Eso es mentira. Yo le insistía en preguntarle qué había pasado y quién le había hecho eso y ella no me contestaba. No me contestó nada".

En otro momento del programa, Ana cuenta que al llegar a casa de Cristina, se encontró con que tenía la "ropa rota" y que lo único que le llegó a decir fue su nombre. En este vídeo, el testimonio de la dueña del bar, que cuenta por primera vez a un medio lo que vio el día del presunto accidente.