Equipo de Investigación localiza a la presa de confianza de Ana Julia Quezada. Recuerda cómo fue el día que la asesina confesa de Gabriel Cruz llegó a la cárcel, relata cómo la recibieron las presas y cuenta que es "muy mentirosa".

Desvela que Ana Julia Quezada insiste en que todo fue un accidente, que después tuvo miedo y que no sabía qué hacer. Además, justifica que las otras presas tengan una actitud amenazante hacia ella: "Vamos a ver, ha matado a un crío".

Por último, afirma que "a esa mujer hay que escupirle en la cara por lo que ha hecho".