Antonio Crespo, amigo íntimo de La Veneno durante su infancia, recuerda en Equipo de Investigación cómo eran sus salidas por los locales de ambiente de Torremolinos: "No conocía nada de lo que era el ambiente; aparte de los tres mariquitas que éramos en Adra no conocíamos nada más. Joselito donde se metía siempre era alegría", cuenta.

Además, Crespo habla sobre la sospechosa muerte de Cristina Ortiz: "La vi una semana, semana y media antes de morir y lo primero que me dijo es que la iban a matar". "Yo le dije que en qué se estaba basando para decir eso y me dijo que no sabía lo que estaba ocurriendo, que estaba desmemoriada, que se le olvidaban las cosas. Cristina estaba drogada, no por drogas sino por pastillas", asegura.

En este vídeo, el amigo íntimo de La Veneno también afirma que "Cristina empezó a cambiar cuando empezó con Alín". "Empezó a dejar de ser Cristina para parecer un zombie, y ahí fue cuando Cristina abandonó la casa y abandonó todo", cuenta Antonio a Equipo de Investigación. El testimonio completo de una de las personas que mejor conocía a La Veneno, en este vídeo.