El negocio del pan integral mueve 350 millones de euros anualmente. Sin embargo, no todo lo que venden en las tiendas como integral realmente lo es. Aitor Sánchez lo explicó en un programa de 2019 que laSexta ha vuelto a emitir este sábado.

"La fibra de los productos integrales se relaciona con la prevención de algunas enfermedades cardiovasculares, cuando queremos manejar una diabetes, en sobrepeso, obesidad... si estuviéramos utilizando la harina integral a partir de todo el cereal entero, tendríamos como resultado un producto mucho más saciante", aseguró Aitor Sánchez.

No obstante, el nutricionista lanzó una advertencia: "Es más que probable que gran parte de la población que ha estado consumiendo estos años pan integral haya estado comprando falsos panes integrales, tenemos demasiadas lagunas legales que, de hecho, están haciendo que consumamos pan integral con un 0% de harina integral en el mercado".

El nutricionista destacó que una forma de engañar al consumidor proporcionando un producto aparentemente integral -que en realidad no lo es- es "mezclar harina blanca y salvado".

"Si le añadimos salvado es difícil distinguir ambas harinas, la tonalidad cambia ligeramente", añadió.

Cogiendo un pan realmente integral, Aitor Sánchez mostró que al partirlo "presenta resistencia", es crujiente y ofrece también "una gran diferencia entre la parte de la corteza y la miga".

Por otro lado, Equipo de Investigación destapó el engaño del falso pan de leña. Al recorrer varias panaderías, comprobó cómo muchas ofertaban un pan de leña que realmente era cocido en hornos eléctricos o de gasoil. Puedes ver el momento en el vídeo que se incluye a continuación.

*El contenido al que hacer referencia la información forma parte de un programa de Equipo de Investigación de 2019 que laSexta ha vuelto a emitir este sábado.