Aparece en escena Luis Pineda, nuevo abogado de Manos Limpias. Investigando su pasado, se comprueba que comparte un pasado similar con Miguel Bernad. Pineda fue un activo dirigente de extrema derecha.

También tiene antecedentes. Por asaltar a mano armada la vivienda de una marquesa en Madrid. Extorsiones, atracos, palizas y actos de terrorismo callejero. Tiempo después, funda Ausbanc, una asociación sin ánimo de lucro que defiende a los consumidores de las malas prácticas de la banca.