Siguiendo los pasos de los testigos de Jehová, Equipo de Investigación llega hasta el municipio madrileño de Ajalvir. Allí se encuentra su sede nacional y, según cuentan los vecinos, "es comparado con El Vaticano".

Los vecinos también explican que los testigos de Jehová llevan a cabo "una labor de captación muy fuerte" en el pueblo. Además, un hombre asegura que "el Ayuntamiento de Ajalvir recibió bastante dinero de ellos y el pueblo lo notó en las instalaciones, en el polideportivo y las piscinas". Sin embargo, sostiene que no sabe a cambio de qué fue.

Una vez en la sede, nos abren la puerta y nos invitan a pasar, sin embargo, hasta que lo autoricen, no podemos grabar.

Es una pequeña ciudad casi autosuficiente de más de 120.000 metros cuadrados. Además de la imprenta, tiene viviendas, peluquería, comedor e incluso dentista propio. Se construye con donaciones de los Salones del Reino.